La transformación digital no reemplaza a las personas, las empodera

Hace unos días atrás en la revista Gerencia se publicó un artículo llamado “La transformación digital no reemplaza a las personas, las empodera”

“La transformación digital consiste en crear un nuevo valor y aprovechar los activos que tiene la organización para crecer y prosperar con los clientes, por lo mismo muchas empresas ya han comenzado a tomar cartas en el asunto, y así lo han demostrado las cifras” señala el escrito.

Medir la “Madurez Digital” es una situación inicial para cualquier empresa que inicia su proceso de trasformación.

Así se midio “El estado de la transformación de las 400 empresas más grandes del país. Este demostró que la mayoría de las empresas en Chile se encuentra en una etapa “inicial” de transformación (37%), mientras que un 28% está en una etapa “detenida”, un 25% en “medio” y solo un 10% en “avanzado”.

Los cambios de la transformación digital no está asociado a la tecnología, hay que considerar metodologías, involucración de las personas, competencias y habilidades, reorganización, tanto en la estructura como en el organigrama.

Este proceso llegó con fuerza a Chile. Y, sin duda alguna, esto afecta a la forma de trabajar, pero no debe afectar al movimiento del capital humano.

Para llevar un buen proceso, hay que conocer a los colaboradores, sus funciones y mejorar la eficiencia de lo que se está realizando.

“La flexibilidad que entrega la transformación digital sin duda es una de sus mayores ventajas. Además permite que los equipos pequeños trabajen con mayor independencia principalmente porque pueden hacer más con menos recursos. Para ello, muchas organizaciones se benefician formando a sus colaboradores en el uso de nuevas tecnologías, lo que beneficia tanto a la empresa como a la persona”.

Por último, llevar adelante proceso de automatización libera espacio de reflexión, pensamiento y buscar puntos de mejoras en cada uno de los procesos tecnológicos de la empresa.