La Gestión de Activos de Software: Un bien preciado

Los software son un activo, que a cualquier empresa le cuesta dinero y se invierte mucho en la adquisición e implementación. Una correcta administración genera retornos de inversión y control en lo que tienes, en lo que vas a adquirir y en lo que realmente tienes instalado.

En la gestión de una empresa, muy pocas veces se preguntan por la Gestión de los Activos de Software. Es algo que en la contingencia diaria es nuevo o poco relevante a una primera mirada, o se piensa como iniciativa de mejora. Pero, ahí siempre hay un trabajo que hacer. Esto es por el impacto que tiene una falta de gestión en el uso y en la instalación de software en la empresa.

(SAM) Software Asset Management (Gestión de Activos de Software) es una práctica que permite gestionar, controlar y monitorear la situación real del software de tu empresa.

Te has preguntado en qué estado está el software en tu empresa ¿Estás en condiciones de sobrepasar una auditoría? ¿Tienes el control de lo que adquiriste? ¿Qué tipo de licenciamiento te conviene? ¿Tienes software subutilizado? ¿Tienes piratería en las estaciones de trabajo o en los servidores de tu empresa? ¿Controlas el software que se está usando en tus equipos? ¿Conoces las vulnerabilidades que generan software no licenciados?

Son muchas las preguntas que surgen en la preparación de la gestión de activos de software. Hoy es relevante llevar un control en la adquisición, administración y despliegue de software. Además, en cuanto a elementos de seguridad existen variables que en la práctica SAM permiten tener una plataforma tecnológica más segura y estable.

Muchas de las vulnerabilidades están asociadas a software que presenta falta de licencias, controles remotos no autorizados, malware, filesharing o recovery password. La Gestión de Activos es un bien preciado. Aunque a ratos, poco valorado. Pero cuando entra en crisis muchos cuestionan la razón de no haberlo analizado antes.

Para iniciar un proceso SAM es importante medir tu situación actual.

1.- Básico: Poco conocimiento de la situación de software en la empresa.

2.- Analizado: Hay procesos asociados a lo que se realiza en la gestión de activos de software.

3.- Visible: Observas los datos que tienes asociados al software en la plataforma tecnológica. Además, cuentas con una herramienta que te ayuda a mirar.

4.- Íntegro: Tienes una relación tecnológica, documental y económica con la gestión de activos de software. Gestionas la información de manera transversal en la compañía y tienes procesos de regularización legal, normativa y tecnológica.